¿Cómo eliminar ácaros? ¡Descúbrelo aquí!

Los ácaros son insectos familiares de los arácnidos invisibles a simple vista y viven en el polvo. Son una molestia porque se pueden encontrar en casi todos los tejidos: lencería de cama, ropa, colchones, etc.

Para saber cómo eliminar ácaros, debemos conocer cómo entran a los hogares y negocios y cómo afectan a los humanos.

El hogar de los ácaros: lugares cálidos y húmedos

Como eliminar ácaros

A estos microorganismos les fascinan este tipo de lugares porque ofrecen las condiciones necesarias para su cuidado y multiplicación; es en las zonas costeras donde más suelen reproducirse.

Se encuentran presentes en territorios en los que la humedad sea mayor al 60 % y se mueven si esta es menor al 45 %.

La primera recomendación para este tipo de ambientes es, de ser posible, usar extractores de humedad en dormitorios, con el fin de evitar el alojamiento de estos inquilinos no deseados.

Son pequeños, pero no inofensivos.

Por más diminutos que sean, los ácaros pueden llegar a hacer un daño considerable en los humanos si no se les presta atención. En casos extremos ocasionan incluso a que la persona se contagie de sarna.

Las enfermedades que propagan estos insectos dependerá de dónde vengan y de la variación que sean, pues algunos proceden de distintas fuentes: aves, roedores, gatos, perros, cerdos, paja, heno, etcétera.

Los ácaros del polvo, los más comunes, producen desde goteo de la nariz, ojos llorosos y estornudos hasta tos, congestión, presión facial y ataques intensos de asma en casos extremos  que no hayan podido ser controlados de la forma idónea.

Cómo eliminar ácaros: necesito una respuesta ya

Esta información te ayuda a saber que los ácaros no son insectos a los que menospreciar solamente porque no los ves; por ello aquí te damos algunos tips de urgencia para empezar a acabar con ese problema de raíz.

Resaltamos de nuevo que las zonas en las que más  aparecen son ciudades costeras debido a la humedad de estas, por lo que el control necesita ser más estricto.

Limpiar bien, es el primer paso. Si convivimos con personas alérgicas hay que protegerlas sí o sí del polvo, de ser posible, invierte en una buena aspiradora, pues está hecha para absorber esas partículas en las que están los ácaros.

El cómo eliminar ácaros pasa también por el deshacernos de ciertos muebles y prendas que sepamos que no necesitamos ni usamos y que en cambio solo generan inconvenientes a la salud y ocupan espacio innecesario.

Aspira tu colchón una vez por semana y si este es muy antiguo, es importante que sepas que ahí habrá posibilidades altas de que haya muchos ácaros, más aún si no sueles limpiarlo de ninguna manera.

Conseguir acaricidas de emergencia en tiendas de productos químicos también puede ser un paliativo para esta situación que no debe salirse de control si se empieza a controlar a tiempo.

Recuerda que las grandes medidas para prevención y protección de enfermedades empiezan con acciones simples como sacudir una almohada o dejar al sol un colchón.