El manejo integral de plagas en Bucaramanga es un proceso de control de plagas que utiliza una variedad de métodos para prevenir, controlar y eliminar los insectos, roedores y otros animales nocivos. Estos métodos pueden incluir el uso de trampas, venenos, barreras físicas, controles biológicos y otros métodos.

La gestión integrada de plagas incorpora diferentes estrategias de control (como las prácticas de gestión, la vigilancia y los controles biológicos) y se basa en la comprensión de la biología de la plaga. Un programa de gestión integrada de plagas consiste en vigilar el cultivo para detectar plagas, enfermedades y condiciones meteorológicas que puedan afectar a las poblaciones de plagas. 

Basándose en esta información y en el conocimiento de la susceptibilidad de las variedades a los daños de las plagas, se aplican estrategias de protección del cultivo según sea necesario.

¿Por qué es importante manejo integral de plagas en Bucaramanga?

Las plagas son capaces de adulterar y dejar inutilizables cantidades cuantiosas de alimentos y, asimismo, ser agentes transmisores de enfermedades desde leves a graves. Un ejemplo de esto son las ratas que portan y pueden transmitir el hantavirus.

Para ejecutar el manejo integrado de plagas existen diversos métodos de control entre los que encontramos:  

Control Químico:  Es una de las medidas más efectivas y rápidas. Aunque el MIP(Manejo Integral de Plagas) tiene como objetivo reducir el uso de productos químicos, el control químico mantiene su posición como la medida de control más segura e inmediata. Lo importante es usar productos químicos que tengan menos toxicidad y más electividad.

Control Mecánico: La eliminación manual es la más fácil e inmediata medida de control de plagas y enfermedades. Especialmente en la primera etapa de infestación. Por ejemplo, pulgones, oruga del repollo, mancha o marchitamiento lo cual se nota por observación y se elimina fácilmente. 

¿Cuáles son las plagas más comunes?

Existen numerosos tipos de plagas, pero hoy te hablaremos de las más comunes y las que más afectación tienen. 

  • Roedores
  • Hormigas
  • Moscas y mosquitos
  • Termitas
  • Cucarachas 

El Manejo Integrado de Plagas en Bucaramanga se basa en 5 pasos básicos con los que se deben garantizar resultados en el control de plagas: 

Inspección:  En este punto se debe establecer, el tipo de plaga, numero de plaga, sitio donde se encuentra alojada, tiempo de existencia de las plagas y si estas han causado algún tipo de daño como; dejar excremento, huellas o alteraciones cutáneas. 

Identificación: Una vez que se ha localizado la plaga e identificado los posibles factores que la generan, se debe proceder con la correcta identificación. Y esta consiste en; conocer la biología y hábitat de la plaga. 

Recomendaciones: Esta se realiza una vez se haya desarrollado y ejecutado la inspección, en este punto el profesional debe hablar con el cliente para las acciones que se deben realizar una vez finalizado el proceso; quitar refugios, hacer mantenimientos, mantener la higiene del sitio, entre otros. 

Tratamiento: La aplicación de técnicas y herramientas de control de plagas es el siguiente paso en el proceso de control de plagas.

Evaluación final: Aquí se debe entregar un reporte con; medidas de higiene aplicables, la recurrencia de plagas o las condiciones que permiten su recurrencia, determinar si los procedimientos básicos para el control de la plaga objetivo deben cambiarse o volverse a aplicar.

En Seppsa, somos especialistas en control de plagas en grandes cadenas y empresas del sector de alimentos, contamos con más de 20 años de experiencia, lo que, nos ha llevado a tener presencia a nivel nacional y ser líderes en procesos de de prevención, protección y saneamiento ambiental.  ¡contáctenos!